Lunes, 21 de agosto de 2006

Y en un segundo todo pierde sentido...
Porque la parcialidad de las actitudes, son recompensadas de vez en cuando con la buena fortuna de las vivencias, ya fuesen ?stas buenas o malas.
Pero la parcialidad del alma, no tiene a?n m?s vac?o que el propio desvar?o del coraz?n y los dict?menes de ?ste, que llevan a consecuencias nefastamente justificables para mentes que han perdido el buen tino entre el bien y el mal.
?Y cuantos muertos habr? que contar en tus caminos, para considerarte conquistador, o un simple asesino?
?Y cuantas manos se entregar?n apaciblemente, sumisas, sin pedir nada a cambio, mientras que vuestros pares m?s alejados de la verdad, se aprovechan del momento para orquestar ganancias con los m?s puros de coraz?n?
Y vos te preguntar?is: ?Por qu? el Todopoderoso deja que ?stos hombres y mujeres act?en libremente, sin causas en su contra, ni castigo alguno?
Porque en un segundo todo pierde sentido, cuando el hambriento gana fortuna, y se olvida f?cilmente de los que apaciguaron su hambruna, y despliega ahora sinti?ndose fuerte, todo su desvar?o en contra de sus pares, olvid?ndose de su Dios.
Porque en un segundo todo pierde sentido, cuando el acaudalado pierde hasta su ?ltimo centavo, y se vuelve en calumnias a su esp?ritu, y en desaires desconoce a todos aquellos que le tendieron su compa??a y sus manos mientras llenaba sus arcas.
Porque en un segundo todo pierde sentido, cuando aquellos que nada tuvieron, se encuentran ahora, en un para?so de mil oportunidades, y con palabras dolientes, humillan a sus pares, esos que no tuvieron su mismo camino o su misma fortuna.
Porque en un segundo, es cuando el doliente pasa a ser v?ctima, y el victimario es rodeado de gusanos hambrientos, mientras grita piedad en delirios.
Porque en un segundo, todo lo que estuvo oculto es revelado, y todo lo que era alimentado por la luz se vuelve ciego; y en esos caminos, se pierde el atino de los pensamientos, y cuando el barro se vuelve oro, aquellos que a?n siendo despose?dos pero que jam?s conocer?n de humildad, mirar?n a sus hermanas con desd?n y asco, acus?ndolas de infames y holgazanas, mirar?n a sus hermanos, y se burlar?n de ellos, se?al?ndolos y humill?ndolos como meros sirvientes.
Y ciertamente, el oro que sea bien ganado ser? bendito por el Maestro m?s all? despu?s que se haya consumido, porque dar? cuenta que no ha sido utilizado para obrar en contra de la carne ni de los sentimientos.
En cambio aquel que es obtenido por mentiras, y enga?os, volver? inmensamente en contra de su portador; y a?n ?ste viviendo en franca prosperidad, volver? como ha sido obtenido: con mentiras y enga?os, pero en el momento m?s inocuo de su vida, para que antes de dar el ?ltimo aliento pague sus deudas en ?sta bendita tierra.
Y aquel que obtenga de bien, se le dar? diez veces m?s por lo que ha luchado, porque su sudor y su gracia de trabajo, ha sido recompensada al momento en el que el desvalido le ha solicitado una m?sera ayuda, y el justo viendo que su Se?or interceder? en su potencial de lucha, le ha dado al desvalido m?s de lo que ped?a, y ha recompensado su labor.
M?s aquel que escondiendo su oro y su plata como un perro esconde su hueso, y ha desamparado al desvalido, humill?ndolo a?n m?s de lo que ?ste pod?a humillarse a s? mismo, y se queja de los holgazanes y se r?e de los poco afortunados, mientras ?l mismo cuenta sus bienes obtenidos por enga?os y tristeza, ser? contado cada uno de sus huesos como moneda sin valor, que ser? revendida por migajas, y por cada uno de sus improperios y de sus actos, se llevar?n de sus bienes y de su carne propia y heredada el cien por mil las desgracias, y a?n los muertos benditos que reclamasen parte de la herencia, lo afectar?n hasta en su lecho de muerte, y ciertamente digo, que en sus horas de vejez y desvar?o, se le tendr? la misma piedad con la que ha tratado a sus iguales en todos sus a?os.
Porque en un segundo todo pierde sentido, cuando las agujas se detienen, y el momento de descuento agita las sombras del tiempo.
Porque en un segundo todo pierde sentido, cuando las balanzas se inclinan c?modamente, y las vidas toman rumbos diferentes m?s all? de su entendimiento. y su propia realizaci?n.
Porque en un solo segundo todo pierde sentido y validez, cuando el misterio de Dios se vuelve claro como el cielo, y lo mucho que acarrean las manos se vuelve una pesada carga para los corazones, y lo poco que se ha ganado con misericordia, se transforma en alas para el alma.

Pregunt?. Respond?. Descubr?.

Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Viernes, 19 de octubre de 2007 | 17:59
Hola ! soy Dalia, Hay un proverbio que dice: EL QUE POSEE ENTENDIMIENTO AMA SU ALMA; Y EL QUE GUARDA LA INTELIGENCIA HALLAR? EL BIEN. PR.19:8 Creo que encierra una gran verdad, como l?gicamente lo es la palabra de Dios sin ninguna duda. Es lo mismo que el entendido en la palabra hallar? el bien; Qui?n consulta a Dios sus planes, descubre el prop?sito de su vida. Como mejor es adquirir sabidur?a e inteligencia que muchas riquezas. Yo te felicito porque siempre meditas y hablas de todo, esa cualidad, te la ha dado Dios, y Como Salom?n tu sigues buscando, analizando, y tienes la facilidad de expresar tus ideas, yo espero que saques mucha cosecha de ese arsenal de ideas que Dios te concede, Manantial de vida es el entendimiento al que lo posee. Que Dios te lleve por sus benditas sendas y como LLev? en espiritu a Job llegues a comprender la verdad de la verdadera Sabidur?a de lo Alto. Te bendigo mi querido Alejandro